El reto de aprender a leer y escribir a distancia

El reto de aprender a leer y escribir a distancia

Leer y escribir son herramientas indispensables para el aprendizaje y disfrutar de nuevas experiencia a lo largo de su vida, por esta razón es importante que los niños adquieran la lectoescritura en el primer año de la educación básica.

Sin embargo, en la actualidad nos encontramos superando una pandemia, y esto ha obligado que los niños se ausenten de las aulas de clase, haciendo el proceso de enseñanza – aprendizaje más difícil de cumplir de manera satisfactoria.

Pero esto no ha sido razón para que los docentes se den por vencidos, todo lo contrario, por el amor a su profesión, han logrado desarrollar algunas estrategias en base al uso de la tecnología e Internet, para que sus alumnos aprendan a leer y escribir, a distancia.

El apoyo de los padres es fundamental

Muchos padres no son docentes, es claro que el proceso de aprendizaje pueda ser un poco más complicado, porque los padres no dominan las estrategias de aprendizaje, sin embargo, es importante que ellos se involucren en todo el proceso.

De esta manera comprenderán el objetivo de cada ejercicio que el docente indique, aunque parezca algo simple, tiene una meta, y así los padres se enfocan en su cumplimiento.

El uso de aplicaciones para comunicarse

Aplicaciones como WhatsApp, Telegram y otros medios de comunicación que requieren el uso de Internet han sido de gran utilidad durante la pandemia.

Estas han permitido que las familias mantengan la comunicación constante a través de videollamadas, consultas médicas, incluso la contratación de servicios como un cerrajero Fuengirola o un fontanero, los cuales son muy necesarios ante urgencias e imprevistos en el hogar, pero también han sido una herramienta valiosa para la educación.

En el caso de los estudiantes que están aprendiendo a leer y escribir, los docentes se han apoyado en estas aplicaciones para hacer dictados o grabar videos del alumno leyendo, y poder hacer el diagnóstico de la evolución en la lectoescritura de los estudiantes.

Colocar carteles atractivos con mensajes

Es la naturaleza de los niños, que a medida que aprenden a leer, sienten una fuerte atracción por los anuncios y carteles que encuentren a su paso, pero como en estos momentos, no existe ese contacto continuo con las calles, entonces puedes colocar carteles, dentro del hogar.

Utiliza elementos muy llamativos, como imágenes, letras grandes y coloridas, puedes indicar en estos mensajes actividades como ordenar su cuarto, recoger sus juguetes, o que es hora del baño.

La idea es que, aunque ellos aun no dominen la lectura, surja el interés de aprender a leer para comprender lo que dicen los carteles, sin pedir la ayuda de los padres.

Aprender mientras está jugando

Para muchos, aprender puede ser un poco aburrido, pero a lo largo de la pandemia, han surgido alternativas para que los niños aprendan… jugando.

En Internet encontrarás diferentes sitios web o podrás descargar aplicaciones que ofrecen actividades interactivas para que el estudiante aprenda cómo deletrear, relacionar sonidos con las letras, e incluso comenzar a escribir.

Todo con ayuda de muchos colores, dibujos, y algunos permiten que si el alumno ha superados algunos objetivos, se gana un juego adicional.

admin

error: Content is protected !!