Lectura beneficiosa

Lectura beneficiosa

Muchas personas consideran que la lectura es una tarea. ¿Por qué? En primer lugar, algunas nunca aprendieron realmente a leer cuando asistieron a la escuela. La verdad es que muchos ni dan la debida atención e importancia a la lectura.

No hace mucho, un graduado de la escuela secundaria demandó al Distrito Escolar Unificado de San Francisco (E.U.A.) por la suma de medio millón de dólares debido a haberle dado un diploma de escuela secundaria aunque él apenas sabía leer.

Debemos de entender la dificultad para leer como un gran problema, y como dicen los cerrajeros profesionales: “los problemas urgentes requieren de una atención inmediata».

Diversos métodos de instrucción

Lamentablemente, ciertos métodos de enseñar a leer han resultado gravemente inadecuados. En los últimos años, se ha criticado mucho el método de enseñanza llamado “vea y lea”.

En este método, se enseña a los estudiantes a reconocer palabras enteras sin que sepan pronunciar individualmente las sílabas y las letras que componen las palabras.

La objeción principal a este método es que de él resultan lectores que adivinan las palabras y que no saben pronunciar palabras nuevas ni leer con exactitud debido a que confunden palabras que se parecen.

Por ejemplo: En su libro Why Johnny Still Can’t Read (Por qué Juanito no sabe leer todavía), el autor Rudolf Flesch publicó una copia de una carta que recibió de una señora que se describió a sí misma como víctima del método “vea y lea”.

Dijo ella: “Podíamos ver las ilustraciones: por ejemplo, la ilustración de una manzana. La profesora nos decía que podíamos recordar la palabra manzana [en inglés “apple”] porque se escribe con doble p.

Como resultado de esto, cada vez que yo veía una palabra con doble p creía que se trataba de la palabra manzana”.

Se calcula que el método “vea y lea” permite al niño reconocer solo aproximadamente 350 palabras para fines del primer año. Para fines del segundo año puede reconocer unas 1.100 palabras más.

En contraste con esto, se ha calculado que los niños a quienes se les enseña a leer por el método “fónico primero” pueden aprender hasta 40.000 palabras para fines del cuarto año de la escuela primaria.

 “Fónico” significa “de sonidos vocales”, y en el método fónico a los estudiantes se les enseña no solo cómo se llaman las letras, sino también cómo suenan estas en cada palabra.

Primero se aprenden los sonidos de las vocales y entonces los de las consonantes. Después de esto, se combinan los dos para formar palabras de dos, tres o cuatro letras, y entonces para formar frases, y finalmente oraciones.

Otros factores influyen en la lectura

El tiempo que se dedica a ver televisión está relacionado con el déficit de atención que afecta tanto a los niños durante la etapa de aprendizaje, alguno consideran incompatible el ver mucha televisión con el desarrollo de dichas habilidades.

Los estudios […] sugieren que hasta niños que provienen de hogares en los que se da importancia a la lectura pero a quienes se les permite ver mucho la televisión están muy propensos a tener dificultades con la lectura

admin

error: Content is protected !!